Aspectos sobresalientes de entidades jurídicas e impuestos corporativos en Japón

Aspectos sobresalientes de entidades jurídicas e impuestos corporativos en Japón

Introducción

Antes de la Pandemia del COVID, Japón se ubicaba como el tercer mercado internacional más grande del mundo, después de América de Norte, China y Alemania, según datos de la Organización Mundial de Comercio  (OMC).

Con las iniciativas gubernamentales para impulsar la economía de Japón, así como los pospuestos próximos juegos Olímpicos de Tokio, Japón ofrece alternativas que vale la pena explorar para invertir.

Japón se presenta como un mercado ideal de productos y servicios de alto valor. Es un mercado para probar y comercializar productos y servicios nuevos e innovadores. Los clientes japoneses son probablemente uno de los más exigentes del mundo. Si se logra la una satisfacción con calificación excelente del cliente en Japón, existe una alta probabilidad de poder satisfacer más fácilmente a los consumidores de otros mercados internacionales.

En Japón, los consumidores están preparados para pagar bien por los productos y servicios que valoran. Crear una empresa en Japón, envía un mensaje positivo muy fuerte al mercado internacional.

En el presente artículo abordaremos aspectos sobresalientes de las entidades jurídicas, los impuestos corporativos, así como otros tópicos relacionados con las empresas en Japón.

Asociación económica entre México y Japón

México y Japón firmaron el 17 de septiembre de 2004 el Acuerdo para el Fortalecimiento de la Asociación Económica entre México y Japón (AAEMJ) mismo que entró en vigor el 1 de abril de 2005. Adicionalmente el 30 de marzo de 2012 se publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el más reciente Protocolo Modificatorio del mismo acuerdo.

El 1º de abril 2020 se cumplieron 15 años de la entrada en vigor del AAEMJ, el cual fue el primer acuerdo comercial de México con un país asiático y sentó las bases para la posterior negociación de México en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), del cual Japón también forma parte.

Según información de la Secretaría de Economía del actual Gobierno Mexicano durante estos 15 años de vigencia del Acuerdo, el comercio bilateral pasó de US$11,774 millones de dólares en 2004 a más de US$22,000 millones en 2019, y como resultado, Japón es el 5º socio comercial de México a nivel global y el 2º entre los países de Asia. Entre los principales productos exportados por México a Japón se encuentran: la carne de cerdo, autopartes, radios y aparatos eléctricos de telefonía.

El Acuerdo, también ha hecho de Japón el 4° inversionista más importante en México con inversiones por más de 22 mil millones de dólares en el periodo de 2005 a 2019. De esta inversión, 83% se destinó al sector manufacturero, en particular al automotor, y 3.8% al sector comercio.

El Acuerdo contiene disciplinas en tres vertientes: liberalización del comercio y la inversión, mejora del ambiente de negocios donde se reciben aportaciones del sector privado, y cooperación bilateral que ha permitido fortalecer intercambios técnicos que apoyan la relación comercial.

Tanto el AAEMJ y el Protocolo Modificatorio comprenden además de los elementos de un tratado de libre comercio, disposiciones relativas a cooperación bilateral orientadas a fortalecer el acercamiento económico entre ambas naciones. El AAEMJ y su respectivo Protocolo, brinda certidumbre jurídica, acceso preferencial, diálogo institucional y ha sido complementario para ambos países, ya que Japón importa alrededor del 60% de su consumo de alimentos.

El mercado japonés representa una gran oportunidad para la diversificación de mercados del campo mexicano Japón se ha convertido en un importante socio que contribuye a la competitividad y productividad de la planta productiva nacional, al ser un proveedor de productos de alta tecnología, así como de insumos que fortalecen la competitividad de sectores clave para la economía mexicana como el automotriz-autopartes y eléctrico electrónico.

Resulta imperativo utilizar este instrumento para promover sectores estratégicos y aprovechar las ventajas que brinda mantener relaciones económicas y de cooperación con uno de los países más avanzados en el mundo, puede ser una herramienta eficiente para impulsar el desarrollo de tecnología, apoyar a las pequeñas y medianas empresas, propiciar la educación y capacitación técnica.

Si bien es importante destacar que el acuerdo tiene como finalidad el beneficio para ambas naciones participantes, México —con el conocimiento y estrategias adecuadas— será quien mejor y mayor beneficio pudiera obtener.

Tipos de entidades corporativas en Japón

Antes de constituir una empresa o sucursal en Japón es importante analizar los diversos tipos de entidad corporativa en Japón, así como la estructuración de sus impuestos corporativos.

A continuación, mencionamos tres entidades comerciales japonesas que las empresas utilizan con mayor frecuencia cuando se establecen en Japón para constituir una empresa o establecer una sucursal, así como otras dos entidades, TMK tokutei mokuteki kaisha y TK tokumei kumiai. que generalmente son utilizadas para establecer en Japón grandes inversiones inmobiliarias y son poco comunes.

Las entidades son:

  • El kabushiki kaisha, a menudo abreviado como “KK”, que es similar a una Sociedad Anomina (S.A.) , una corporación Corp en los EE.UU. o Company Limited en el Reino Unido.
  • El godo kaisha, a menudo abreviado como “GK” y llamado LLC japonesa, que es similar (excepto en su tratamiento fiscal) a una LLC de EE. UU. O UK Ltd.
  • El tokutei mokuteki kaisha, a menudo abreviado como “TMK”, que es una empresa de propósito especial similar a un REIT (Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces) de EE. UU. Pero más flexible.
  • El tokumei kumiai, a menudo abreviado como “TK”, que es una sociedad silenciosa o sociedad limitada.
  • El yugen sekinin jigyo kumiai, a menudo llamado LLP japonés, que es similar a un LLP estadounidense.

Impuesto sobre sociedades

La Ley del Impuesto sobre Sociedades de Japón establece que todas las empresas japonesas, ya sean KK kabushiki kaishas, GK godo gaishas o sucursales japonesas de empresas extranjeras, están sujetas al pago del impuesto sobre la renta de las empresas japonesas, las retenciones fiscales y el impuesto sobre el consumo japonés. (IVA o impuesto sobre las ventas).

Impuesto sobre la renta

Este tributo grava a las entidades residentes por la totalidad de su renta mundial, mientras las no residentes tributan únicamente por las rentas de fuente japonesa. Se consideran residentes las entidades constituidas en Japón, así como las que tienen su establecimiento central allí. Conviene destacar que este país no utiliza el criterio de la sede de dirección efectiva para determinar la residencia de una sociedad.

El impuesto sobre la renta de sociedades japonés comprende:

  • Impuesto sobre la renta nacional.
  • Impuesto sobre la renta local nacional.
  • Impuesto empresarial estándar e impuesto especial corporativo local para empresas con capital pagado de JPY 100,000,000 o menos.
  • Impuesto empresarial basado en el tamaño e impuesto local corporativo especial para empresas con capital pagado mayor a JPY100,000,000, incluyendo sucursales japonesas de compañías extranjeras con capital pagado mayor a JPY100,000,000 y subsidiarias de compañías con capital pagado mayor a JPY500,000,000.
  • Impuesto de habitante (impuesto local sobre la renta).

Tasa efectiva del impuesto de sociedades japonés

La tasa efectiva del impuesto de sociedades japonés (el total de los impuestos enumerados anteriormente) es actualmente del 34,6% para las empresas con un capital pagado de JPY100,000,000

Del 30,62% para las empresas con un capital pagado superior a JPY100,000,000, incluidas las sucursales japonesas de empresas extranjeras con capital pagado superior a JPY100,000,000 y subsidiarias de compañías con capital pagado mayor a JPY500,000,000.

Grandes empresas

La Ley del Impuesto sobre Sociedades de Japón considera todas las empresas con capital pagado superior a JPY 100.000.000, incluidas las sucursales en Japón de empresas extranjeras con capital pagado superior a JPY 100.000.000 y las filiales de una empresa con capital pagado superior a JPY 500 , 000,000, como “grandes empresas” para algunos de los impuestos corporativos anteriores.

Las grandes empresas deben pagar un impuesto mínimo de residencia de hasta JPY3,800,000 incluso si tienen pérdidas.

Impuesto Mínimo

Todas las empresas y sucursales japonesas deben pagar un impuesto mínimo anual a los habitantes de 70 000 JPY, incluso si pierden.

Centro de negocios

Una compañía japonesa estructurada como un centro de costos, sin ingresos distintos a los fondos transferidos de su matriz extranjera no residente, estará sujeta a un cargo por impuesto a las ganancias corporativo basado en una ganancia nocional calculada como el 5% de sus gastos totales más el impuesto cobrar sobre las bonificaciones de los directores

Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES)

El impuesto sobre la renta nacional corporativo por los ingresos de las PYME por debajo de 8 millones de yenes es del 15% con la condición de que el patrimonio total sea inferior a 100 millones de yenes.

Impuesto al consumo japonés o impuesto sobre las ventas (IVA)

Naturaleza del impuesto

Shouhizei (impuesto al consumo)

Tasa estándar

10%

Tasa reducida

No se aplican tasas reducidas en este momento. Para compensar la subida del impuesto al consumo al 10% a partir del 1 de octubre de 2019 se introdujeron tasas impositivas más bajas sobre determinados productos (alimentos y bebidas, salvo bebidas alcohólicas, comida en restaurantes, y cierta prensa publicada más de dos veces a la semana).

Exentos del impuesto

Los suministros exentos, incluyendo la exportación de bienes o servicios, los viajes internacionales, el transporte y los servicios de comunicación, no están sujetos a gravamen y pueden gozar de deducciones fiscales.

Las provisiones no gravables, incluyendo seguros, bienes inmuebles, operaciones de cambio de divisas, educación y compra de bienes y servicios para uso personal, no cumplen los requisitos para la deducción del impuesto soportado. Se aplican exenciones parciales a los contribuyentes con una facturación de bienes gravables inferior al 95% de la facturación total, y no pueden reclamar un reembolso completo del impuesto soportado.

Modos de cálculo y declaración

El impuesto al consumo se aplica cuando se realiza una transferencia de propiedad de bienes o una prestación de servicios, o bien cuando una carga extranjera es retirada de un área bajo control aduanero.

Toda empresa con un capital pagado de 10,000,000 de yenes o más, incluidas las sucursales en Japón de empresas extranjeras con un capital pagado de 10,000,000 de yenes o más, debe cobrar el impuesto al consumo en cada factura emitida a sus empresas y consumidores japoneses nacionales.

Una empresa cuyo capital pagado sea inferior a 10.000.000 de yenes debe cobrar el impuesto al consumo en cada factura que emita a empresas y consumidores japoneses nacionales desde el inicio del segundo año financiero posterior a aquél en el que declare por primera vez ingresos por ventas de 10.000.000 JPY o más.

Una empresa o sucursal japonesa no necesita cobrar impuestos sobre el consumo en las facturas emitidas a empresas extranjeras que no son residentes de Japón y no tienen un establecimiento permanente en Japón.

Todas las compras e importaciones nacionales están sujetas al impuesto al consumo. Una empresa puede compensar el impuesto al consumo que paga por las compras con el que recauda en las facturas de venta. Si una empresa paga más impuestos al consumo de lo que recauda, puede solicitar un reembolso.

Convenio entre los Estados Unidos Mexicanos y el Japón para Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en materia de Impuestos sobre la Renta

El 6 de enero de 1997 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto de promulgación del Convenio entre los Estados Unidos Mexicanos y el Japón para Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en materia de Impuestos sobre la Renta.

En el mismo se establecen, entre otras disposiciones, tasas menores de retención en comparación con la legislación doméstica, para los estados Contratantes (México y Japón), dependiendo de la fuente de riqueza, la naturaleza de las operaciones, así como la residencia fiscal.

MLI: “Convenio Multilateral para Implementar Medidas Relacionadas con Tratados Tributarios para Prevenir la Erosión de la Base y la Transferencia Beneficios (BEPS)

El 7 de junio de 2017: 67 Países, incluido Japón, firmaron el MLI en la ceremonia de firma celebrada en París Francia. El 18 de mayo de 2018, el MLI fue aprobado en la 196a sesión de la Dieta en Japón.

El 26 de septiembre de 2018 Japón depositó el instrumento de aceptación. En consecuencia, el MLI entró en vigor a partir del 1 de enero de 2019 para Japón.

Los siguientes son un resumen del contenido de la lista con respecto a las opciones de aplicación de la MLI por parte de Japón.

México se encuentra dentro de las 41 Jurisdicciones que son Partes de los Tratados Tributarios elegidos por Japón como Cubiertos por MLI

Disposiciones del MLI elegidas para aplicar por Japón

  • Disposiciones para la aplicación del MLI a los ingresos derivados de Entidades fiscalmente transparentes (artículo 3)
  • Disposiciones para la determinación del estado residente de una entidad con doble residencia (artículo 4)
  • Disposiciones relativas a la redacción del preámbulo de los tratados fiscales que se refieren a los fines de los tratados fiscales (artículo 6)
  • Disposiciones para la denegación de los beneficios del tratado basadas en el propósito principal de una transacción (artículo 7)
  • Disposiciones para la tributación de las ganancias de capital derivadas de la enajenación de acciones o derechos comparables que deriven de su valor principalmente de bienes inmuebles (Artículo 9)
  • Disposiciones para la limitación de beneficios por beneficios atribuibles a establecimientos permanentes ubicados en terceras jurisdicciones (Artículo 10)
  • Disposiciones relativas a la evitación artificial del estado del establecimiento permanente a través de acuerdos comisionados (Artículo 12)
  • Disposiciones con respecto a la elusión artificial de la condición de establecimiento permanente a través de las exenciones de actividades específicas (artículo 13)
  • Disposiciones para mejorar los procedimientos de mutuo acuerdo (artículo 16)
  • Disposiciones para los ajustes correspondientes a los impuestos sobre precios de transferencia (artículo 17)
  • Disposiciones para el arbitraje obligatorio.

Disposiciones de la MLI elegidas para no aplicar por Japón

  • Disposiciones para la limitación de la aplicación del método de exención para eliminar la doble imposición (Artículo 5)
  • Disposiciones para la limitación de los beneficios a las personas que cumplan determinadas condiciones, como las personas calificadas (Artículo 7 )
  • Disposiciones para limitar la aplicación de tasas impositivas reducidas a las transacciones de transferencia de dividendos (Artículo 8)
  • Disposiciones para restringir el derecho tributario de una jurisdicción a sus propios residentes (Artículo 11)
  • Disposiciones relativas a la evitación artificial del establecimiento permanente estado mediante la división de contratos (artículo 14)

Sistema contable

Normas contables

Las empresas nacionales y extranjeras pueden elegir uno de los cuatro marcos aceptados de información financiera: las normas IFRS, los GAAP japoneses, las Normas Internacionales Modificadas de Japón (JMIS) (versión modificada de las normas IFRS) y los US GAAP. Las pequeñas y medianas empresas suelen emplear los GAAP japoneses como marco de contabilidad.

Entidades de regulación contable

  • BAC, Consejo de Contabilidad Empresarial
  • ASBJ, Consejo de Normas Contables de Japón
  • JICPA, Instituto Japonés de Contadores Públicos Certificados
  • FASF, Fundación de Normas de Contabilidad Financiera

Legislación contable

El sistema legal se compone de tres leyes firmemente interrelacionadas en sus objetivos de contabilidad. Se le conoce como el Sistema Legal Triangular:

  • Código Comercial
  • Ley de Valores y Bolsa
  • Ley del Impuesto sobre Sociedades

Divergencias entre las normas nacionales y internacionales (IAS/IFRS)

El Consejo de Normas Contables de Japón (ASBJ) (una entidad privada cuyas normas están sujetas a la aprobación de la Agencia de Servicios Financieros) ha estado colaborando con el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad para la plena adopción de las normas IFRS.

Por el momento las empresas pueden elegir uno de los cuatro marcos de información financiera. No se contempla la adopción de las IFRS para las pequeñas y medianas empresas.

Prácticas contables

Año fiscal

Una empresa japonesa selecciona su año fiscal cuando comienza a operar en Japón -el año fiscal puede coincidir con el año natural o cualquier período que no supere los 12 meses. Generalmente una filial debe adoptar el mismo año fiscal que la empresa matriz.

Estructura de las cuentas

El Código Comercial ofrece la normativa requerida para que una sociedad de responsabilidad limitada (Kabushiki Kaisha) prepare un informe anual y sus apéndices.

El informe anual se debe presentar a la asamblea general de accionistas y debe incluir el balance y el estado de resultados.

Obligaciones de publicación

Únicamente las compañías que cotizan en bolsa tienen que publicar sus cuentas. Según la Ley de valores transferibles y la Ley de bolsa, deben presentar sus informes anuales y semestrales al Ministerio de Finanzas, además de una copia a las bolsas extranjeras en las que estén registrados los valores transferibles.

La profesión de contable

Los contadores públicos certificados y los contadores fiscales son especialistas que ofrecen servicios de asesoría contable y fiscal a empresas que operan en Japón.

Los contadores públicos certificados tienen la responsabilidad de las auditorías, como establece la Ley sobre contadores públicos certificados; mientras que los contadores fiscales tienen la responsabilidad de los servicios fiscales, la preparación de la documentación fiscal y las consultas de este tipo.

La contabilidad en Japón se ejerce con el título de Contador público certificado (ECA) según la Ley sobre contadores públicos certificados de 1948.

La legislación relativa a los contadores públicos certificados proporciona toda la información sobre la profesión de contable: exámenes, cualificaciones, inscripciones, obligaciones, responsabilidades y sanciones.

Entidades profesionales de contabilidad

  • JICPA, Instituto Japonés de Expertos Contables Certificados
  • Asociación de Contadores Públicos Certificados de Tokyo

Miembro de la IFAC (International Federation of Accountants)

  • El Instituto Japonés de Contadores Públicos Certificados (JICPA) es miembro de la Federación Internacional de Contadores (IFAC).
  • Miembro de otras federaciones de contables
  • El JICPA es miembro de la Confederación de Contadores de Asia y del Pacífico (CAPA).

Organismos de auditoría

Las empresas deben recurrir a un auditor de cuentas para el informe anual de sus estados financieros.

Las empresas con un capital social superior a 500 millones JPY o unos pasivos iguales o superiores a 20.000 millones JPY están obligadas a nombrar un auditor externo (un contador público certificado) o una firma auditora, y deben someterse a una autoría según la Ley de Sociedades, al igual que cualquier compañía que cotice en la bolsa japonesa.

El PRESENTE ARTICULO ES SOLO PARA FINES INFORMATIVOS.
Fuentes:
Para la realización de este artículo se emplearon diversas fuentes de información entre otras las siguientes:

Páginas web oficiales de las Autoridades fiscales y de Finanzas de Japón:
Agencia Tributaria Nacional www.nta.go.jp Ministerio de Finanzas de Japón www.mof.go.jp

Otras fuentes útiles
Sitio Web Japan External Trade Organization (Jetro): www.jetro.go.jp
Sitio web International desks: PwC, D&T, KPMG, RSM
Sitio Web Santander Trade
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *