Libro Blanco: aspectos básicos para su elaboración

Libro Blanco: aspectos básicos para su elaboración

¿Qué es un Libro blanco gubernamental?

Un Libro blanco (en delante libro blanco) es un documento público de origen gubernamental en el que se deja evidencia, documental y descriptiva de manera cronológica, sobre la situación que guarda un programa, proyecto o política pública, así como los resultados obtenidos más destacados, relevantes y de impacto social y/o económico logrados por la Administración Pública en sus tres niveles (federal, estatal y municipal) según la normatividad que les corresponda en cada caso.

En un libro blanco se deben sintetizar e integrar de manera elocuente, clara, comprensible, organizada y accesible a los mayores interesados en la eficiencia presupuestaria de los recursos públicos, como lo es la ciudadanía objetivo de dichos programas, proyectos y demás acciones del gobierno.

La transparencia en la información que se revele e impregne en este documento público, constituye el elemento más importante para poder ser llamado “Libro blanco”.

La información que se integre en un libro blanco es de carácter público, con excepción de aquellos apartados que hayan sido clasificados como reservados o confidenciales, en los términos de las disposiciones jurídicas en materia de transparencia y acceso a la información pública.

Los recursos declarados en un libro blanco, tanto financieros, materiales, intangibles, humanos y documentales entre los más sobresalientes, requieren tener la cualidad básica de ser altamente comprobables, evidenciables y hacer referencia al soporte documental correspondiente, para con ello soportar cualquier aspecto de análisis e implementación que se pretenda al tomarlo como caso de éxito y/o de mejores prácticas gubernamentales.

Los aspectos cualitativos y de criterio específico, podrán solamente utilizarse en un libro blanco como accesorio meramente didáctico y retórico que no comprometa la objetividad y notoriedad con que debe ser elaborada esta obra de domino público.

¿Para qué sirve un libro blanco?

Toda vez que en su puntual elaboración, un libro blanco contenga los elementos fundamentales antes mencionados, cumple el cometido de transparencia y rendición de cuentas en la inversión de los recursos públicos, los cuales fueron encomendados por la ciudadanía a los que deberán ser los administradores, vigilantes y garantes de cumplir con los resultados que se comprometieron a alcanzar como funcionarios públicos, cada quien en el correspondiente ámbito de sus competencias.

La integridad y accesibilidad con la que se presente un libro blanco permea en el uso práctico que se le puede dar, ya sea como un referente de las adecuadas políticas implementadas y/o como recopilaciones de los elementos que pudieran mejorarse y perfeccionarse en futuros ejercicios y/o adecuaciones en la estrategia de planeación, pruebas y ejecución de los programas, proyectos y acciones de gobierno.

¿En qué momento se elaboran?

Cuando se considere importante resaltar acciones de los programas, proyectos, políticas públicas y otras acciones gubernamentales, de conformidad con la normatividad aplicable, se evaluará la relevancia de elaborar un libro blanco.

Algunos aspectos para tomar en cuenta al considerar la relevancia de un programa, proyecto y demás acción gubernamental son los siguientes puntos:

  • Alto impacto social, económico, regional, cultural, o que contenga aspectos de gestión operativa en beneficio de la sociedad o para sectores específicos (productivo, energético, financiero, de telecomunicaciones, educativo, entre otros), los cuales a su vez fortalecen la administración pública;
  • Programas Federales y Regionales que otorga subsidios o transferencias de recursos fiscales de alto impacto social, que contribuyen al fortalecimiento de los mecanismos de coordinación con las entidades federativas y sus municipios (incluida la Ciudad de México y sus órganos político- administrativos) ;
  • Proyectos cuyo propósito fundamental, sea ampliar la capacidad productiva de un sector económico y social determinado, la producción de bienes, infraestructura o servicios necesarios para el desarrollo de la ciudadanía;
  • Proyectos estratégicos vinculados con las actividades a que se refieren los artículos 25 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;
  • Se trate de un asunto de naturaleza pública y gubernamental, que por sus características, sea necesario rendir cuentas sobre una determinada acción relevante, tales como, la atención de una demanda ciudadana emergente, el perfeccionamiento de algún sistema y/o procedimiento, la aplicación y administración de recursos federales;
  • Por disposición de algún ordenamiento jurídico o se justifique, en virtud de su importancia, complejidad, problemática suscitada para su implementación o ejecución, los resultados o beneficios obtenidos, entre otros factores.
  • Se verificará que todo lo anterior se encuentre conforme a los objetivos y estrategias de los correspondientes Planes de Desarrollo, ya se Nacional, Estatal y Municipal, conforme al origen y responsabilidad de gestión para los recursos invertidos en los correspondientes programas, proyectos, políticas públicas o acciones gubernamentales.

Al término del periodo constitucional que la Administración pública gubernamental debe cumplir, los libro blancos que elaboren e integren las Dependencias y Entidades, formarán parte del Acta Administrativa correspondiente a la entrega-recepción que realice su titular al término de su encargo.

Cuando los libro blancos correspondan a programas, proyectos y políticas públicas que hayan desarrollado acciones o ejercido recursos presupuestarios en el ejercicio fiscal del último año de la administración gubernamental, éstos se deberán concluir a más tardar el último día hábil del mes de octubre de ese año, para que los mismos puedan incorporarse oportunamente al Acta Administrativa de Entrega- Recepción del titular de la Dependencia o Entidad.

Así mismo, dependiendo la naturaleza de cada programa o proyecto, un libro blanco se puede elaborar aun cuando no haya terminado la gestión de la actual administración pública, esto debido a diversos factores como pueden ser:

  1. el cumplimiento de los objetivos del programa, proyecto, etc,
  2. los recursos financieros dispuestos se finiquitaron,
  3. o así mismo el motivo del libro fue un evento realizado u organizado por el gobierno, de trascendía e impacto social y/o económico.

¿Quién integra un libro blanco?

Los libro blancos deberán elaborarse preferentemente con los recursos humanos y materiales con los que cuenta cada Dependencia y Entidad pública y gubernamental, sin embargo cuando para la elaboración de un libro blanco se requiera la contratación de servicios proporcionados por terceros, se deberá contar con el presupuesto correspondiente, ser autorizada por el Titular de la Dependencia o Entidad, según corresponda, y realizarse con apego a lo previsto en la Ley y/o Normativa aplicable.

Cuando se requiera elaborar un libro blanco, que en su desarrollo participen dos o más Dependencias y Entidades, la responsable de elaborarlo será aquella que tenga bajo su responsabilidad la coordinación general de dicho programa, proyecto o política pública.

En caso contrario, se determinará con acuerdo de las instituciones participantes, el ámbito de responsabilidad correspondiente a cada una de ellas, para la integración de un libro blanco.

Marco Normativo aplicable

Para efectos del Gobierno Federal, la normatividad aplicable se encuentra establecida dentro del “ACUERDO por el que se establecen los Lineamientos Generales para la regulación de los procesos de entrega-recepción y de rendición de cuentas de la Administración Pública Federal “, publicado en el Diario Oficial de la Federación de fecha 24 de Julio de 2017.

En el ámbito de su competencia el Gobierno del Estado de Jalisco y sus Municipios, contempla el tema del libro blanco dentro de la: “Ley de Entrega-Recepción del Estado de Jalisco y sus Municipios”, establecida mediante DECRETO NÚMERO 24117/LIX/12., publicado en el Periódico Oficial del Estado el 13 DE OCTUBRE DE 2012. SECCIÓN II., con vigencia a partir del: 1º DE JULIO DE 2013.

Aun cuando un libro blanco se pudiera asumir como un instrumento de rendición de cuentas, que recopila las mejores prácticas y/o el aprendizaje obtenido en la operación de un programa o acción de la administración de los recursos públicos del estado de Jalisco y sus Municipios, como ya se había mencionado, no es obligatorio realizarlo, por lo menos no se estipula así en la citada Ley, ya que en el Artículo 20 se menciona que se incluirá dentro del paquete de la Entrega Recepción “cuando exista”; de igual manera no se da mayor detalle de sus elementos mínimos, dejándolo tácitamente a decisión y criterio de cada ente con fundamento en el artículo 7° de la misma Ley, solamente mencionando que: “en el ámbito de sus respectivas competencias, emitirán los reglamentos, manuales, formatos y demás instrumentos donde se establezcan los lineamientos y criterios del procedimiento de entrega- recepción, de conformidad con los principios establecidos en la presente ley”.

Para efectos del Gobierno Federal, existen más elementos que permiten la elaboración de los libro blancos, dentro del ya citado Acuerdo, sin embargo de igual manera que en el ámbito del estado de Jalisco, no es una obligación elaborarlos, ya que en su artículo 27 se establece lo siguiente: “Las Dependencias y Entidades, la Procuraduría General de República, y las empresas productivas del Estado, deberán elaborar Libros Blancos o Memorias Documentales cuando consideren resaltar acciones de los programas, proyectos, políticas públicas y otras acciones gubernamentales, de conformidad con los preceptos del presente Título”.

Contenido básico de un libro blanco

Como ya se mencionó, dentro de la normatividad para el ámbito federal se cuenta con mayor detalle y guía para la elaboración de un libro blanco; dentro del artículo 36 del citado acuerdo se estipula lo siguiente:

“Los Libros Blancos se elaborarán e integrarán, según corresponda, conforme a los apartados siguientes:

I. Presentación.

En este apartado se describirán el nombre y principales componentes del programa, proyecto o política pública de que se trate, el periodo de vigencia que se documenta, su ubicación geográfica; principales características técnicas; unidades administrativas participantes, así como nombre y firma del titular de la Dependencia o Entidad, de la Procuraduría General de República, y de las empresas productivas del Estado.

II. Fundamento legal y objetivo del Libro blanco.

III. Antecedentes.

En este apartado se deberán señalar las causas o problemática general que motivó la conceptualización y ejecución del programa, proyecto o política pública de que se trate.

IV. Marco normativo aplicable a las acciones realizadas durante la ejecución del programa, proyecto o política pública.

Se listará el marco normativo que dio sustento legal a las acciones realizadas en la etapa de planeación, diseño y ejecución del programa, proyecto o política pública de que se trate.

V. Vinculación del programa, proyecto o política pública con el Plan Nacional de Desarrollo y programas sectoriales, institucionales, regionales y/o especiales.

VI. Síntesis ejecutiva del programa, proyecto o política pública de que se trate.

En este apartado se deberá resaltar en una breve descripción cronológica, las principales acciones realizadas, desde la planeación, ejecución y seguimiento hasta la conclusión del programa, proyecto o política pública de que se trate.

VII. Acciones realizadas.

El objetivo de este apartado es describir e integrar de manera pormenorizada la información relacionada con las principales decisiones y acciones realizadas durante la ejecución del programa, proyecto o política pública. De acuerdo al asunto a documentar se deberá considerar la información relativa a lo siguiente:

a. Presupuesto;

b. Integración de expedientes y/o de proyectos ejecutivos, y

c. Aplicación de los recursos financieros y presupuestarios, incluyendo un cuadro resumen del total del presupuesto autorizado y ejercido y, en su caso, información de los recursos enterados a la Tesorería de la Federación; de los procesos de adjudicación de bienes y/o servicios; de los convenios y/o contratos celebrados.

VIII. Seguimiento y control.

En este apartado se incluirá una relación de los informes periódicos sobre los avances y situación del programa, proyecto o política pública de que se trate; así como, en su caso, las acciones realizadas para corregir o mejorar su ejecución, las auditorías practicadas y la atención a las observaciones determinadas.

IX. Resultados y beneficios alcanzados e impactos identificados.

En este apartado se precisará el avance en el cumplimiento de las metas y objetivos del programa, proyecto o política pública, los resultados y beneficios alcanzados e impactos identificados, mencionando, en su caso, las evaluaciones externas realizadas por las diversas instancias.

X. Resumen ejecutivo del Informe final del servidor público responsable de la ejecución del programa, proyecto o política pública.

XI. Anexos.

En este apartado se incluirá una relación cronológica y ordenada por temática, de todo el soporte documental que se generó durante las etapas de planeación, ejecución, seguimiento y puesta en operación del programa, proyecto o política pública, de acuerdo a su naturaleza y características, y de conformidad con la normatividad aplicable.

Las temáticas que deberán considerarse para clasificar toda la documentación soporte del programa, proyecto o política pública, según corresponda, son las siguientes:

a. Estudios, análisis, proyectos ejecutivos y expedientes técnicos;

b. Autorizaciones y permisos;

c. Proceso de adjudicación, contratos y convenios;

d. Presupuesto autorizado y aplicación de los recursos (documentación soporte de los trámites y registros contables y presupuestarios realizados);

e. Informes periódicos de avances y situación e informe final, y

f. Auditorías de los entes de fiscalización (auditorías practicadas y la atención a las observaciones determinadas)“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *