Planes privados de pensiones. Implementación y aspectos fiscales a considerar

Planes privados de pensiones. Implementación y aspectos fiscales a considerar.

Introducción

Cuando un trabajador llega al retiro laboral, ya ser por invalidez o por edad (cesantía o vejez), espera continuar recibiendo los recursos económicos que le permitan alcanzar cierto nivel de consumo, lo cual lo puede lograr si tiene derecho a recibir una pensión. Actualmente las pensiones que se otorgan a los trabajadores, recaen principalmente en los sistemas públicos (IMSS, ISSSTE, etc.), mismos que presentan déficit presupuestario, lo que origina que el gobierno federal tenga que destinar cantidades importantes de recursos para cubrir éstos pasivos.

El problema se agudiza en virtud de la tendencia que se ha tenido en los últimos años y que se estima tener en los próximos 30, derivado de la baja tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida, lo que hace prever que dichos sistemas públicos de pensiones sean insostenibles.

Planes privados de pensiones

Por lo anteriormente comentado, una alternativa para que los trabajadores cuenten con una pensión complementaria que les ayude a tener una mejor calidad de vida, sin que el gobierno tenga que aportar recursos para su creación, son los planes privados de pensiones.

Dichos planes tienen como propósito:

  • A) incentivar la permanencia de los trabajadores en la empresa,
  • B) aumentar la productividad, toda vez que los trabajadores que se sienten protegidos por la empresa donde laboran, generalmente ofrecen mejores resultados,
  • C) deducción fiscal para el patrón que crea este tipo de planes, y
  • D) Ahorro a largo plazo (el gobierno federal tiene la posibilidad de invertir dichos recursos en actividades productivas).

Ahora bien, dependiendo del beneficio que otorguen los planes (públicos o privados), estos se clasifican en los siguientes tipos:

Beneficio definido

Es el derecho al pago de una pensión de manera vitalicia (también para sus beneficiarios), la cual se determinará en función al promedio del salario (del número de años establecido) y el número de semanas que el trabajador haya contribuido al plan.

Contribución definida

Solamente establecen la contribución del patrón y/o trabajador. De esta forma, los beneficios dependerán de los fondos acumulados de manera individual. Al momento del retiro, el trabajador recibe el saldo acumulado o se le obliga a adquirir una renta vitalicia o a llevar a cabo un retiro programado.

Mixto

Los sistemas mixtos consisten en combinaciones de sistemas de BD y CD.

Por ejemplo, un plan de contribución definida podría estipular un nivel mínimo de pensión, que equivale a un beneficio definido, independientemente del nivel de ahorro acumulado por el trabajador.

Desarrollo

A continuación me permitiré destacar las disposiciones fiscales más relevantes que regulan los mencionados planes privados de pensiones.

Ley del Impuesto sobre la Renta

El artículo 25, en su fracción X, establece que las aportaciones que los contribuyentes realicen para la creación o incremento de las reservas para fondos de pensiones, complementarias a las que establece la Ley del Seguro Social, serán deducibles en la cantidad que resulte de aplicar el factor de 0.47 al monto de la aportación realizada en el ejercicio de que se trate.

Dicho factor podrá incrementarse al 0.53 cuando las prestaciones otorgadas por los contribuyentes a favor de sus trabajadores que a su vez sean ingresos exentos para dichos trabajadores, en el ejercicio de que se trate, no disminuyan respecto de las otorgadas en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

En complemento a lo anteriormente señalado, el artículo 34 del Reglamento de la LISR, señala que las aportaciones efectuadas para la creación o incremento de los fondos de pensiones que podrán deducirse, serán aquellas que se otorguen en forma de rentas vitalicias adicionales a las del IMSS, pudiéndose pactar rentas garantizadas, sin embargo, cuando los trabajadores manifiesten expresamente su conformidad, la renta vitalicia podrá convertirse en cualquier forma opcional de pago establecida en el plan, siempre que no exceda del valor actuarial de la misma.

A su vez el artículo 35 del Reglamento de la LISR, dispone que:

  • a) los fondos de pensiones se deberán crear y calcular de acuerdo con un sistema actuarial,
  • b) la reserva se incrementará con las aportaciones que efectúen el contribuyente y, en su caso, los trabajadores, y se disminuirá por los pagos de beneficios, gastos de administración y pérdidas de capital de las inversiones del fondo,
  • c) las aportaciones que efectúen los trabajadores y los rendimientos que éstas generen, no serán deducibles para el contribuyente, y
  • d) cuando los contribuyentes constituyan el fondo de pensiones o efectúen cambios al mismo, deberán presentar aviso a las autoridades fiscales, dentro de los diez días siguientes a la realización de la operación que corresponda.

Requisitos

  • I. Deberán crearse y calcularse conforme a los requisitos que fije el RLISR. El cálculo deberá efectuarse de manera anual (en el mes en que se constituyó).
  • III. Invertir cuando menos el 30% de la reserva en valores del Gobierno Federal o en acciones de fondos de inversión de deuda. El resto deberá invertirse en valores aprobados por la CNBV o en la adquisición o construcción y venta de casas de intereses social para los trabajadores. Los bienes del fondo deberán afectarse en fideicomiso irrevocable en institución de crédito o ser manejados por sociedades mutualistas de seguros, por casas de bolsa, operadoras de fondos de inversión o por administradoras de fondos para el retiro. Los rendimientos que se obtengan de la inversión forman parte del fondo.
  • IV. Las inversiones que constituyen el fondo, deberán valuarse cada año a precio de mercado.
  • V. No podrán deducirse las aportaciones cuando el valor del fondo sea suficiente para cumplir con las obligaciones del plan.
  • VI. El contribuyente únicamente podrá disponer de los bienes del fondo, para el pago de pensiones. Si dispusiere de ellos o de sus rendimientos, para fines diversos, cubrirá sobre la cantidad respectiva el impuesto a la tasa establecida en el artículo 9 de la Ley. Como comentario a este punto, destaco que no se contempla en la Ley, el hecho de que las tasas de ISR pueden ser diferentes de cuando se realizó la aportación a cuando se retiren los fondos.
  • VII. Establecer la opción para el trabajador de elegir su incorporación al plan.
  • VIII. Las aportaciones patronales y del trabajador, no deberán exceder del 12.5% del salario anual declarado (no incluir ingresos exentos, ni asimilados).
  • IX. La vigencia del plan debe ser como mínimo de doce meses.

Obligaciones

Los contribuyentes que constituyan las reservas, dentro de los tres meses siguientes a cada aniversario de su constitución, deberán formular y conservar a disposición de las autoridades fiscales la documentación que a continuación se señala:

  1. El balance actuarial del plan de pensiones o jubilaciones de que se trate;
  2. Un informe proporcionado por las instituciones que administren el fondo de pensiones de que se trate, especificando los bienes o valores que forman la reserva y señalando pormenorizadamente la forma como se invirtió ésta, y
  3. La metodología utilizada para realizar los cálculos y los resultados de la valuación para el siguiente año, señalando el monto de las aportaciones que efectuarán los contribuyentes y, en su caso, los trabajadores.

Retiro de los trabajadores.

Cuando el trabajador contribuya al financiamiento del fondo, solo podrá retirar sus aportaciones y rendimientos cuando deje de prestar sus servicios en la empresa que constituyó el fondo.

Dichos recursos deberán transferirse a otro fondo de pensiones, constituido por la empresa a la que el trabajador fuere a prestar sus servicios. Estas transferencias no se considerarán aportaciones deducibles para efectos del impuesto.

Cuando no se puedan transferir las aportaciones y sus rendimientos a otro plan de pensiones, éstos deberán transferirse a la subcuenta de aportaciones complementarias de retiro a que se refiere el art. 74 Ley del SAR, o bien, deberá depositarse en alguna de las cuentas de planes personales de retiro a que se refiere el artículo 151, fracción V de la ley.

Los recursos que se entreguen al trabajador antes de que se den los supuestos que se señalan en el artículo 151, fracción V, párrafo segundo de la Ley, se considerarán ingresos acumulables para éste. Sobre este punto en particular, es importante señalar que no se prevé que las tasas de ISR pueden ser diferentes entre la fecha en que se efectúo la aportación y la del retiro.

De igual forma no se aclara qué pasa si el trabajador nunca dedujo las aportaciones efectuadas a dicho plan, toda vez que no contemplan este hecho al monto de obligarlo a acumular el retiro que efectúe antes de que se den los supuestos que marca la Ley.

En el mismo sentido, se considera que no se dispone de los bienes o de los rendimientos de los fondos de pensiones, cuando los bienes, valores o efectivo que constituyen dichos fondos sean transferidos de la institución que esté manejando el fondo a otra institución, siempre que se cumplan los requisitos siguientes:

  • I. Que el contribuyente dentro de los quince días anteriores a la transferencia de dichos fondos y sus rendimientos en los términos de este artículo, presente aviso ante la autoridad fiscal que corresponda a su domicilio,
  • II. La institución que hubiera venido manejando el fondo, hará entrega de los bienes, valores y efectivo directamente a la nueva institución, acompañando a dicha entrega el documento en el que señale expresamente que tales bienes, valores o efectivo constituyen fondo de pensiones o jubilaciones en términos del artículo 29 de la Ley.

Ley del Seguro Social

Por lo que concierne al tema de seguridad social, la Ley de referencia en su artículo 27, dispone:

Se excluyen como integrantes del salario base de cotización, dada su naturaleza, los siguientes conceptos:

VIII. Las cantidades aportadas para fines sociales, considerándose como tales las entregadas para constituir fondos de algún plan de pensiones establecido por el patrón o derivado de contratación colectiva. Los planes de pensiones serán sólo los que reúnan los requisitos que establezca la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro; y

A su vez el artículo 82 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, señala:

Los planes de pensiones establecidos por patrones, para su registro por la Comisión, deberán otorgarse en forma general, en beneficio de todos los trabajadores, dictaminarse por actuario registrado ante la Comisión y cumplir con los requisitos que se determinen mediante disposiciones de carácter general.

Para estar registrado ante la Comisión como actuario autorizado para dictaminar planes de pensiones se deberán cubrir los requisitos que determine el Reglamento de esta Ley.

Registro de los planes

La Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (CONSAR) deberá llevar un registro de los planes de pensiones establecidos por patrones, a fin de que a los trabajadores que adquieran el derecho a disfrutar de una pensión conforme a un plan registrado, les sean entregados los recursos de su cuenta individual por la administradora que opere la misma, ya sea en una sola exhibición o bien, situándoselos en la entidad financiera que el trabajador designe, para que adquieran una pensión en los términos del artículo 157 de la Ley del Seguro Social.

Los planes de pensiones mencionados podrán fijar edad y periodos de servicio diferentes a los establecidos en la Ley del Seguro Social o en la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, según sea el caso.

Criterio Normativo IMSS (01/2016)

Por último deseo destacar que actualmente el IMSS, ha emitido un criterio normativo por medio del cual informa que ha detectado que existen patrones que entregan cantidades de dinero en efectivo a sus trabajadores o las depositan en las cuentas de éstos, registrándolas en la contabilidad y en los recibos de nómina como aportaciones o pagos con cargo a fondos de planes de pensiones, sin integrarlas al SBC.

Por lo anteriormente comentado, la autoridad considera una práctica indebida que los pagos o aportaciones con cargo al fondo de pensiones se entreguen directamente a los trabajadores, durante el tiempo que éstos presten sus servicios a la empresa, pues precisamente el objeto de dichos planes de pensiones es asegurar que los trabajadores pueden disponer de los recursos de su fondo de pensiones hasta que se cumplan los requisitos de jubilación establecidos en dichos planes.

Conclusión

Sin lugar a dudas, las pensiones son un tema importante para la economía del País, por lo cual considero relevante que el gobierno federal establezca las medidas necesarias que permitan incentivar la creación de los planes privados de pensiones, permitiendo la deducción del 100% de las aportaciones que se realicen a dichos fondos, así como brindar certeza jurídica para los ahorradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *